Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

No puedo olvidarme del MS-DOS, por eso le sigo dando desde aqui

Desayuno en Valley City

Venía a desayunar al Kiosko de Valley City cuando encontré un mundo de banderas fuera del balcón de la alcaldía. De repente me invadió la emoción de poder encontrarme con alguno que otro extranjero influente que me reclamara la afamada hospitalidad mexicana. Durante el camino me encontré al afamado grupo de reporteros de esta ciudad y me animé a preguntar sobre la magna reunión internacional que se daría este día en este bello punto del universo. Me acerqué al reportero de confianza, el cual me respondió de manera amable y rotunda, ante la pregunta de los sesenta y cuatro mil, con un simple "I don't know".

Al ver mi cara de decepción, se acerca un camarógrafo amable y me dice, en su particular estilo, "es para el homenaje del 12 de octubre". ¡POING!, tengo que volver a estudiar las efemérides si no quiero quedar igual de mal otra vez.