Make your own free website on Tripod.com

CARTA A SAN VICENTE
(no Chicoloapan),
SEGÚN LA PULGA

Porque desde que te conozco rezo como no he rezado,
pido a Dios que te conserve tan perfecto en cuerpo y alma
y si un día viene la muerte y por desgracia nos separa,
seré una pulga buena, seré una pulga pura, seré una pulga santa,
seré todo eso que Dios manda
para que me lleve contigo a donde quiera que tu vayas,
sea el cielo, sea el infierno.
Dios sabe cuánto te quiero.

Palabra de Gloria Trevi
Te alabamos, Sergió.