Make your own free website on Tripod.com

¿Cómo que cómo que qué?

Un nuevo concepto en la recepción de escritos.
Palabras y frases sin sentido elegidas
aleatoriamente de donde sea y con la
firme intención de hacerte partícipe
de esta, tu Chenteweb.

     Consigue el milagro sucio, indecente y colorado, aprovechándose de su posición de la temática, alterado, inducido por la ingestión, lo cual no tiene nada de malo, entablando un diálogo con los "aires" del peregrino y sus familiares.

     El cuerpo que Dios nos dio suponen el logro de un género antes mediocre, cuyo fruto guarda en su interior un polvo amarillo que provoca el viento loco o locura a todo aquel que lo manipula, y va dedicado a todas las mujeres que le hicieron agradable ese llamado "pecado" del amor carnal.

    Recomiendan abstenerse de comer alimentos de calidad fría como los pochicuiles, más allá del paraíso de los justos. Para su preparación, las curanderas especialistas, pelotilleras, muelen en un metate hojas de estafiate, sin embargo, la tristeza se me pasó un poco cuando, de repente, ahí en el Saborn's, una de las meseras llegó con un pastel sorpresa; no es necesario ser esquizofrénico o paranoico para desear que los ojos de otro se aparten de nosotros.

    Los antiguos nahuas consideraban a la sangre como uno de los componentes corporales a los que se atribuía la fuerza vital. Diseminados por el suelo, medio enterrados unos, casi ocultos por las altas hierbas los otros, veíanse allí una infinidad de fragmentos de mil y mil cosas distintas. Sentía que eso me daba un cierto privilegio, solos o acompañados, el cuerpo es lo único que cuenta. Éstas son conservadas celosamente por el dueño para que a su muerte le sean colocadas en el rostro y así muera en la misma forma en que nació.

    En tal caso, constituye una amenaza para los integrantes de la comunidad que aún permanecen con vida. Así, yo empecé a viajar con Sergio, con Gloria, Mary, los músicos y toda la gente del equipo. Constanza, herida por su mano, expiraba allí a su vista, revolcándose en su propia sangre, entre las agudas zarzas del monte, pero quizá algunas mentes mojigatas lo perciban así.

    En opinión de los pobladores de Santa Ana Tlacotenco, las armas eran aquellas, no cabía duda alguna. -Y eso qué -me contestó-. Te puedes ir de pinta, ¿no? Es un padecimiento cuya sintomatología está asociada a estados de inapetencia, desgano y palidez. Lo que pasó en aquel recinto se ignora. Son páginas que serán estudiadas durante largo tiempo que los pueden llevar a vivir las peores pesadillas y, de paso, cambiar la gloria por el infierno.

 

Este texto fue creado con fragmentos de los siguientes libros
Aviña,Rubén; La Gloria por el Infierno; Ed. Grijalbo; México, 1998
Bécquer, Gustavo A.; Leyendas; Ed. Mestas; Madrid, 2004
Del Río García, Eduardo; Kama Nostra (Humor erótico sólo para adultos [y niños de amplio criterio]; Ed. Grijalbo, 2004
Instituto Nacional Indigenista; Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana, Vols. I y II; INI; México, 1994